por

La Copa del Rey de Baloncesto se la lleva el Barça

El Barcelona Lassa ha derrotado al Real Madrid en la final de la Copa del Rey de Baloncesto que se jugó en Las Palmas de Gran Canaria este domingo. Es la copa número 24 del Barça y con esta victoria rompen la racha del Real Madrid. El jugador Pau Ribas fue el máximo anotador del partido, con 21 puntos. El máximo anotador del Real Madrid fue Jayce Carrol, con 18 puntos.

Hace unas semanas el equipo azulgrana estaba firmando la peor temporada de su historia y habría sido un rayo de luz poder ver este resultado. Tras la llegada de Svetislav Pesic y el cese de Sito Alonso, las cosas han cambiado mucho. El FC Barcelona ha mojorado de una forma increíble y la primer demostración la hemos visto este domingo en Las Palmas de Gran Canaria.

La victoria del Barcelona se fraguó en el segundo y tercer cuartos, gracias entre otras cosas al rebote, dominado absolutamente por los catalanes. En el primer cuarto y en el arreón final el Madrid fue superior al Barça. En los primeros 10 minutos del juego, el acierto en el tiro libre dio a los de Pablo Laso una ventaja de 6 puntos, quedando el marcador en 21-15. En el segundo cuarto el trabajo de Ante Tomic dio la vuelta a la tortilla y los catalanes se fueron con 6 puntos más al descanso.

Un parcial de 1-10 al comienzo del tercer cuarto, con triples de Ribas y Hanga y una anotación de Heurtel y entonces es cuando el Madrid ya fue a remolque en el resto de la final. El tercer cuarto se terminó con 15 puntos más para los de Pesic, dejando la final vista para sentencia. Varios errores del Barcelona mantuvieron indeciso el resultado hasta el final. Sanders y Hanga mantenían al Barça por delante, pero Carroll, apoyado por otros triples de Thompkins y Rudy redujeron la ventaja azulgrana hasta hacerla menor de 10 puntos.

Cuando quedaban 55 segundos y después de una anotación de Sanders, el equipo azulgrana ganaba de siete. A falta de 11 segundos, otro triple de Thompkins puso un 90-92 con bola para el Barça. El equipo blanco hizo falta rápida y Oriola falló dos tiros libres, dando al Madrid más de 10 segundos para ganar o empatar.

Finalmente, el equipo blanco no logró anotar y el Barça ganó la Copa del Rey cuando nadie apostaba nada por el equipo al llegar a Las Palmas de Gran Canaria.